noviembre 28, 2022

26 de Octubre de 1999

0 0
Read Time:2 Minute, 23 Second

Este Miercoles es el aniversario del lanzamiento de la edición de una de las obras maestras del rock progresivo de todos los tiempos.
Si hilamos fino, no sé si a la banda le hacía falta un disco así para confirmar su excelsa calidad, pero cerrando la década del 90 se despachan un un trabajo soberbio.
Dicen que los álbumes conceptuales suelen ser discos que solo están hechos por los músicos más pretenciosos y es posible que así sea pero a quienes apreciamos la música como la mas bella de las artes, que puede importarnos?. En este caso Dream Theater ha logrado desde la complejidad de su música un verdadero clásico, de esos a los que el paso del tiempo no solo no les hace mella, sino que lo engrandecen un poco más. Reviviendo el espíritu que había rescatado, por ejemplo, Queensryche en Operation, Dream Theater con este disco, se hace un lugar para sentarse a la mesa con la banda de Seattle e incluso los mismísimos Rush, de quienes han absorbido gran parte de sus influencias.
A grandes rasgos Scenes From A Memory narra la historia de Nicholas que, producto de una regresión hipnótica, descubre que en otra vida fue una mujer llamada Victoria que murió asesinada. Éste es el hecho que desencadena el seguimiento de la historia iniciada en la canción Metropolis Pt. 1: The Miracle And The Sleeper del inconmensurable Images And Words y del que se desprende toda la trama. Las líricas del disco recorren conceptos relacionados con el amor, la muerte o la reencarnación y en lo musical, la cohesión de la composición general es tan estrecha en la que todas las canciones fluyen maravillosamente entre sí, a pesar de las complejidades de la estructura de varias canciones.
Sin dudas estamos ante un disco atemporal, que a pesar de la amplitud de su concepto, nos delegó piezas brillantes Strange Deja Vu, Beyond This Life, la hermosamente hipnótica Through Her Eyes, la COLOSAL The Spirits Carries On, que aún hoy, en cada escucha, me reduce a cenizas, literalmente y me hace imposible mantener secas mis pupilas, con uno de los mejores solos, no solo de Petrucci, sino del espectro del género que yo personalmente haya escuchado jamás. Y si a esta gema le faltara algo, ese cierre con Finally Free y ese comienzo que reza: «You are once again surrounded by a brilliant white light. Allow the light to lead you away from your past and into this lifetime. As the light dissipates you will slowly fade back into consciousness remembering all you have learned. When I tell you to open your eyes you will return to the present, feeling peaceful and refreshed….Open your eyes, Nicholas»
El sueño había llegado a su fin, pero nos había hecho parte de una historia preciosa a la cual la banda arropó con sus mejores melodías.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %