Roger Waters (Pink Floyd) lo tiene claro: “Soy mucho más importante que The Weeknd o Drake”



El ex-componente de Pink Floyd tiene clara su importancia en la historia de la música

Roger Waters lo ha dejado claro: su trabajo como músico es “mucho, mucho más importante” que el de estrellas del pop como The Weeknd o Drake. Todo esto ha surgido a raíz de la falta de cobertura informativa que ha tenido su última gira por Canadá. (vía Ultimate Classic Rock)


"Lo que me gustaría saber, sobre lo que me gustaría que pensarais y tal vez preguntarais a sus lectores, es si hay alguna teoría de por qué puede ser así", se pregunta Waters.


Cuando le dijeron que su espectáculo "no era el más grande en la ciudad esa noche" y que el de The Weeknd era de mayores dimensiones, Waters explotó: "No tengo ni idea de qué o quién es Weeknd, porque no escucho mucha música. La gente me ha dicho que es un gran artista. Pues que le vaya bien. No tengo nada contra él. ¿No habría sido posible reseñar su espectáculo una noche y el mío otra?".


"No estoy tratando de hacer un atacar a nadie en lo personal. Sólo digo que me parece extraño. Y, por cierto, con todo el respeto a The Weeknd o a Drake o a cualquiera de ellos, yo soy mucho, mucho, mucho más importante de lo que cualquiera de ellos será nunca, por muchos miles de millones de streams que tengan. Aquí están pasando cosas que son muy importantes para todas nuestras vidas".


Waters también habló sobre su activismo pro-palestino en la charla, aclarando lo siguiente: "No es antisemita, eso lo primero. Es la voz de la gente que dice: 'Oímos mucha retórica sobre los derechos humanos, pero no vemos pruebas de que nuestros líderes se preocupen por ellos'. De hecho, lo que tenemos son muchas pruebas de que no lo hacen. Tu gobierno, por ejemplo, está más interesado en sus intereses mineros, en el petróleo, las arenas bituminosas y todo eso que en los derechos humanos básicos de sus pueblos indígenas y de los pueblos de todo el mundo".


A todo esto, hay quien se ha preguntado por qué los conciertos de Waters no son tan alegres como un fan promedio de Pink Floyd podría esperar: "No es una fiesta para corear viejos éxitos. No voy a ese tipo de espectáculos porque no me gustan. Las bandas viejas salen y repiten sus éxitos año tras año. El público de ahí tiene 100 años de edad... pero el mío no es así".


Sobre la esperanza que producen sus conciertos entre el público, Waters lo tiene claro: "Hace unos años estaba trabajando en mi ópera, Ca Ira, con Etienne Roda-Gil. Debí hacerle una pregunta filosófica, porque me miró y me dijo: 'Roger, estuve aquí, sentí algo, y no estuve sola'. Yo siento lo mismo. Me da esperanza. Esa es la sensación de comunidad que describí al público de Toronto, que quizás no estamos solos. Y esa es quizá la comunidad que percibí que existía en esa sala, en esas personas, esa noche"

0 comments: