6 de julio de 1981



DEF LEPPARD: High And Dry.

Editado el 6 de Julio de 1981, está celebrando 41 años !!!🤘🤘🤘.


Antes de comenzar la review, vengo a dejar en claro, que para mí, High And Dry, es el mejor disco del leopardo sordo que llega para demostrar una clara evolución en referencia a su debut, On Through The Night del año anterior.

Con Un sonido más duro y determinado, hacen de este disco un claro salto cualitativo, hay un fuerte equilibrio entre la actitud y la melodía. Muestra una banda joven y hambrienta cuya visión aún no estaba enfocada a la vertiente comercial que adoptaría a partir de Piromanía. De hecho, la llegada de Mutt Lange es la que proporciona esa vuelta de tuerca enfocada al sonido AC/DC en la cual la mayoría de las canciones, están plagadas de una soltura que desafortunadamente nunca volverían a coincidir. En un punto High n 'Dry siempre ha sido un álbum olvidado, atrapado entre el buen intento inicial y el increíble suceso del posterior.

Ya el arranque con Let It Go y Another Hit and Run da una muestra que estábamos ante un disco que no daría respiro a lo largo de sus casi 45 minutos. Mientras que High And Dry es tan desprolija como atrapante, por el lado de Lady Strange raya la perfección desde la armonía de dos guitarras fabulosas un coro irresistible y un gancho a toda prueba. A la hora de hablar de baladas (ítem que Def Leppard ha explotado hasta el cansancio y no siempre de manera efectiva), Bringin' On the Heartbreak es, a todas luces, el punto más alto en su historia. Visiblemente estamos ante un trabajo sin fisuras producto de un compendio de riffs pegadizos ganchos melódicos que en su debut no estaban tan expuestos. Un disco que pareciera no tener canciones de relleno como se dice habitualmente, porque temas como You´ve Got Me Running, No No No, o el instrumental Switch 625, son sin dudas puntos referenciales de la banda, teniendo en cuanta el contexto en el cual fue editado. El origen de la NWOBHM estaba viendo la luz, y Leppard, tanto como Maiden o Saxon, empezaban a dar una serie de pasos firmes que determinarían que aquel primer lustro de la década del 80 fuera, sencillamente irrepetible. Y High And Dry es fundamental para entenderlo.

Mientras que los dos primeros discos fueron el bautismo de cinco cuasi adolescentes con una rebeldía a flor de piel, después de Pyromanía se tornarían en una máquina de hits, que más allá de una innegable calidad artística y comercial, carecerían de la espontaneidad que sus dos primeros discos supieron atesorar.

0 comments: