La última de Marilyn Manson: afirma que la operadora de cámara que le denuncia «consintió» su disparo de mocos

Pablo Baule

El rockero se enfrentaría a un año de prisión por la agresión en caso de ser declarado culpable

Según afirma Associated Press (vía Billboard), uno de los abogados de Marilyn Manson afirma que la operadora de cámara que le ha acusado de escupir mocos a través de su boca y nariz sobre ella durante su concierto de 2019 en New Hampshire consintió este acto.

“La actuación de mi cliente durante los últimos 20 años es muy conocida por incluir conductas impactantes y evocadoras similares a las que ocurrieron aquí”, dice el abogado de Manson, Kent Barker, en documentos relativos al juicio. “La presunta víctima consintió exponerse a contacto potencial con sudor, saliva y flemas en privado”. Su abogado dice que, aún así, las acciones de Manson no fueron a propósito.

El próximo juicio al cantante tendrá lugar el 27 de diciembre.

Manson ha sido acusado de dos delitos menores de agresión simple. Esto significa, que de ser declarado culpable, Manson podría enfrentarse a una condena de prisión de hasta un año y a una multa que ascendería hasta 2000 dólares.

El veterano rockero, cuyo nombre real es Brian Warner, se entregó a la policía hace dos meses en Los Ángeles, dado que tenía una orden de arresto contra él. Manson acudió al Departamento de Policía de Los Ángles para ser procesado, aunque salió libre bajo fianza. El músico, con su liberación, prometía no cometer ningún crimen ni tener contacto con la presunta víctima, así como aparecer en todas sus citaciones judiciales.

El pasado mes de mayo, el Departamento de Policía de Gilford anunció que tenía una orden de arresto activa contra Manson en conexión con el incidente, que ocurrió en agosto de 2019.

“El señor Warner, su agente y su asesoría legal son conscientes de la orden desde hace un tiempo y no han hecho ningún esfuerzo para que vuelva a New Hampshire para responder por estos cargos pendientes”, dice el comunicado de la autoridad. “El señor Warner había estado tocando en un concierto en el Bank of NH Pavilion el 18 de agosto de 2019 cuando las presuntas agresiones tuvieron lugar”.

“La operadora de cámara había sido subcontratada por una compañía de New Hampshire para grabar el concierto y se había posicionado en el foso cuando el supuesto asalto tuvo lugar. Estas agresiones no son de naturaleza sexual, lo cual ha sido preguntado por los medios, y no tiene nada que ver con las otras acusaciones que penden sobre el señor Warner”, concluía el comunicado de las fuerzas del orden.

En un comunicado oficial, el abogado de Marilyn Manson, Howard King, dijo lo siguiente: “No es ningún secreto para nadie que haya ido a un concierto de Manson que le gusta ser provocativo sobre el escenario, sobre todo delante de una cámara. Esta acusación de un delito después de que recibiéramos una petición de la operadora de cámara que ascendía a más de 35.000 dólares después de que una pequeña cantidad de escupitajo entrase en contacto con su brazo. Después de que le pidiéramos pruebas de los supuestos daños, no nos respondió. Esta acusación es ridícula, pero seguimos comprometidos para cooperar con las autoridades, como ya hemos hecho anteriormente”.

Manson tocó en, efecto, Gilford, New Hampshire, el 18 de agosto de 2019, como parte de su gira “Hell Never Dies” con Rob Zombie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =

Next Post

Ozzy Osbourne pasará de nuevo por quirófano: vuelven sus problemas de cuello y espalda

El vocalista de Black Sabbath tendrá que someterse a una […]