Ronnie James Dio y sus últimas semanas de vida: “Vamos a matar al dragón, estamos aquí para hacerlo”

Pablo Baule

Wendy Dio afirma que ni ella ni el difunto cantante pensaron, en ningún momento, que él fuera a moriar

En una nueva entrevista con V13 (vía Blabbermouth.net), Wendy Dio ha hablado sobre Ronnie James Dio y sus últimos meses de vida. Ronnie falleció de una cáncer de estómago en mayo de 2010. La enfermedad suele no causar síntomas hasta sus fases finales. Normalmente, cuando es diagnosticado, el pronóstico es pobre.

No pensamos que se fuera a morir, nunca se nos pasó por la cabeza que se fuera”, dijo Wendy. “Quiero decir, me refiero a todo el tiempo que se estuvo tratando. Al final, íbamos cada dos semanas y le ponían quimioterapia durante seis horas. Cuando volvíamos, andábamos por los pasillos diciendo: ‘Estamos matando al dragón. Estamos aquí para matar al dragón’. Llamábamos dragón al cáncer”.

“Tres semanas antes de morirse, estaba aceptando un premio en los Revolver Golden Gods y no pensábamos… Siempre pensábamos que iba a conseguirlo, él siempre pensó que lo lograría. Es una enfermedad horrible que se lleva la vida de la gente, no importa de dónde venga”.

Anteriormente, el pasado marzo, Wendy también habló sobre las últimas semanas de vida de su marido.

Nos dijeron que era un cáncer de fase cuatro, pero no dejamos de creer en que Ronnie podría con él, porque era una persona muy fuerte”, relata ahora su viuda. “Fuimos a Houston para que recibiera su tratamiento y siempre decíamos: ‘Estamos matando al dragón’. Lo llamábamos ‘dragón’ y siempre repetíamos esa frase. Ronnie no sufrió demasiado. Pasó por su tratamiento, pero yo nunca pensé que fuera a morir. Pensé que podría con ello”.

“Me di cuenta de que era demasiado tarde el viernes 14 de mayo. Se levantó y me dijo que no se encontraba nada bien. Así que llamé a un doctor y fuimos al hospital. Estaba pasando un dolor terrible, casi en agonía, así que le dieron un chute de morfina y Ronnie entró en un coma. Estuvimos ahí hasta el domingo por la mañana, cuando murió”.

Según Wendy, un pocos amigos, los más cercanos, de Ronnie, tuvieron la suerte de poder verle y despedirse de él poco antes de que muriera aquel día.

Geezer Butler (bajista de Black Sabbath) y su mujer Gloria Butler estuvieron fantásticos, se quedaron conmigo todo el tiempo. No pararon de cuidarme y de estar conmigo. Fueron muy agradables”.

“Con Ronnie volviendo con Sabbath aquella última vez (bajo el nombre de Heaven & Hell), todos los problemas del pasado desaparecieron. Eran muy buenos amigos. Lo estaban haciendo genial y tocando genial. Su amistad era increíble. Y Geezer y Ronnie estaban planeando irse juntos de viaje a Egipto”.

“Vinieron como 30 personas a verle, todos amigos cercanos, y estuvieron en el hospital con él hasta que murió la mañana del domingo”.

Wendy fue preguntada sobre si se negó a sí misma la gravedad de la enfermedad de su marido, ante lo que contestó: “Totalmente, estaba negándomelo. Especialmente cuando, tres semanas antes de que se muriese, Ronnie aceptó uno de los premios Golden Gods de la revista Revolver en Los Ángeles y se encontraba bien. Todos pensamos: ‘Va a superarlo’”.

Ronnie falleció unos seis meses después de anunciar su enfermedad. Sin embargo, su leyenda como artista permanece viva hasta nuestros días, siendo una de las figuras más queridas y respetadas de la historia del heavy metal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =

Next Post

Mastodon va a publicar un nuevo disco, ‘Hushed And Grim’, y su primer adelanto es bestial

«Pushing the Tides» es el primer adelanto del nuevo disco […]