Así es compartir escenario con Steven Seagal según Sammy Hagar: “Iba a todas partes con una pistola»

Pablo Baule

Sammy Hagar, quien fuera vocalista de Van Halen, recuerda cómo fue su experiencia junto al célebre actor

En una nueva entrevista para el podcast de Ultimate Classic Rock (vía Ultimate Guitar), Sammy Hagar, quien fuera vocalista de Van Halen, ha recordado cómo fue compartir escenario con el célebre actor de acción Steven Seagal en 2006, cuando este último abrió para él en varias fechas.

Al parecer, Seagal contaba con una banda de primer nivel y, además, tenía varias manías, como la de ir armado a todas partes.

“Steven tenía una banda de 10 componentes, probablemente. Tenía guardas de seguridad y un equipo de carretera de entre 25 y 30 personas. Yo era el cabeza de cartel del show, pero él tenía el camerino grande porque tenía demasiada maldita gente alrededor de él”.

“Volaba en un avión privado y cobraba 1000 dólares. Tenía algunos grandes músicos con el, tenía tíos de soul y de blues auténticos, de Nueva Orleans. Y él era bueno, solo que un poco raro”.

“Quiero decir, iba hasta arriba de maquillaje y, tío, vestía como si estuviera listo para una película. Es un personaje muy interesante”, reconoce Hagar. “Estuvo en contacto con él por un tiempo porque me pidió ayuda para encontrarle un agente. No sé, era un tipo muy raro, no sé qué fue lo que le pasó”.

“Después, comencé a leer todos estos artículos que hablaban de gente que le quería matar y mierdas así. No sé, provocaba mucho odio y ese era el motivo por el que iba en un avión privado”.

“Tenía un gran avión. Quiero decir, estamos hablando de un avión que cuesta 30.000 dólares, probablemente, porque tenía a toda esta gente con él. Despertaba mucho odio, tío, no iba a ninguna parte sin una pistola. Es una forma rara de vivir”.

Sammy Hagar y su historia con Prince

Hagar también fue preguntado por si había llegado a conocer a Prince, ante lo que respondió con una historia sobre el artista.

“¿No tiene todo el mundo una historia con Prince? Mi técnico de guitarras, Zeke Clark, que ahora trabaja, creo, para Slash, estaba currando en los Greammys, el año que salió ‘Purple Rain’ y yo iba a recibir un galardón. Él trabajaba para Prince en aquella época”.

“Así que dije: ‘Oye tío, preséntame a Prince’. Estaba en la prueba de sonido y todo esto. No iba a tocar, pero estaba ahí y, antes de ver a Prince, le dije: ‘Oye tío, Zeke, por favor, déjame conocer a Prince’”.

“Y él me dijo: ‘No, tío, no puedo’. Le dije: ‘¿Cómo que no puedes?’. Y él me contesta: ‘No me dejan hablar con él’. ‘¿Eres su técnico de guitarras y no te dejan hablar con él? ¿Cómo va eso?’. Y él me lo explicó: ‘Tienes que escribirle una nota y se la das. No puedes mirarle, solo dársela. Y él te dirá algo como la guitarra que quiere para la siguiente canción’”.

“Y sí, nunca le llegué a conocer, pero la verdad es que me pareció raro de narices”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =

Next Post

Brian May (Queen) y el día que se encerró en un baño para descubrir la fórmula definitiva de su sonido

El guitarrista de Queen recuerda con cariño el momento en […]