‘The Black Album’: 30 años de un disco legendario

Pablo Baule

El disco que dio un cambio de rumbo en la historia del metal, cumple hoy 30 años

The Black álbum es el quinto disco de estudio de la legendaria banda Metallica. Ha sido elogiado por numerosos críticos y ha conseguido ser el álbum más vendido de la banda. Un único disco, fue lo necesario para que auténticos éxitos como “Enter Sandman” y “Nothing Else Matters” han estado presentes en los catálogos y listas musicales de todos aquellos amantes del rock y, por supuesto, seguidores de Metallica.

Para conocer la verdadera historia de este disco, debemos empezar por el nombre. ¿Por qué “álbum negro?” te preguntarás. Lo cierto es que el título del disco se lo debe a una de las principales bandas de rock de los años 60: The Beatles. Esta banda publicó en el año 1968 su álbum homónimo, que finalmente acabó conociéndose como ‘The White Album’, básicamente por el color de su portada. Fue a partir de este momento cuando diversas bandas comenzaron a utilizar esta técnica como nombre de sus álbumes.

A pesar de que ‘The Black Album’ es el más recordado de todos los discos oscuros, no fue el último. Varias bandas bautizaron de negro sus portadas: Weezer, Joy Division, Eagles, The Velvet Underground o incluso AC/DC con su ‘Back in Black’.

Lo cierto es que ‘The Black Album’ fue la bandera del rock y del metal para todo un público comprometido con este estilo musical. Se lanzó el 12 de agosto 1991 con un toque comercial, lo que dio el empujón necesario para que la corriente musical del trash metal alcanzase un nivel de popularidad que ningún otro estreno de ningún artista logró conseguir jamás.

Hablamos del disco más vendido en los últimos veinte años en Estados Unidos, acaparando 15 millones 735 mil copias vendidas. Es un grandísimo trabajo que siempre será recordado por las canciones que nos dejó. También dio el pistoletazo de salida para el cuarteto hacia rutas más comerciales. Además, a pesar del cambio estilístico, fue todo un éxito, convirtiéndose en el décimo quinta álbum más vendido de la historia en Estados Unidos.

El disco cuenta con dos temas inolvidables. “Enter Sandman” es la oscura interpretación de los terrores nocturnos. Fue la segunda canción para la que grabaron un videoclip, tras haberse estrenado anteriormente con ‘One’.

“Nothing Else Matters” es otro maravilloso ejemplo de una composición más abierta a toda clase de oyentes, sin perder calidad en absoluto. Se trata de un tema que ha sido versionado por muchos grupos y, de hecho, es una de las primeras canciones en las que todos pensmaos cuando aprendemos a tocar la guitarra por primera vez.

Sin embargo, la majestuosidad de estos dos temas, no se mantiene en todo el grupo. “Don´t Treat On Me” nunca ha llegado a ser interpretada en vivo por la banda. También, canciones como “My Friend of Misery”o “Holier Than Thou”, hacen que sencillos excelentes como «Of Wolf and Man»o buenas como “Sad Bad True” resalten más todavía.

Hasta entonces, Metallica solo había lanzado discos rotundos, bloques maestros de metal trash en las que, si quitabas una canción, se destruía todo el conjunto. Con ‘The Black Album’ cada canción es una pieza extraordinaria por separado y, en el conjunto, el disco es una auténtica obra maestra. Un verdadero hito en la historia de la música, un trabajo histórico e irrepetible. Es único, y por ello, no habrá ningún otro “álbum negro” que se le pueda igualar.

Siete curiosidades de ‘The Black Album’

Al principio, las canciones de la banda llegaron a durar diez minutos. Sin embargo, poco a poco se dieron cuenta de que el público estaba empezando a aburrirse y cansarse, hasta el punto de no escuchar las canciones enteras. Por ello, las canciones de ‘The Black Album’ son más cortas que en los discos anteriores

La grabación del disco se inició el 6 de octubre de 1990 en los estudios de One Recording de Hollywood.

La primera canción escrita para el álbum fue la popular “Enter Sandman”. Tras los largos temas de “…And Justice For All”, los de la banda buscaban simplificar las cosas.

Metallica y Bob Rock no se llevaron nada bien durante la grabación, de hecho, la situación se intensificó entre el productor y James Hetfield. El ambiente cambió tras el éxito del álbum. Rock lo considera su mayor logro personal, hasta tal punto de que produjo los próximos tres discos de la banda.

La letra original de “Enter Sandman” era sobre morir en la cuna. Hetfield pensó originalmente en un bebé que fallece en la cuna mientras duerme. Esta idea no se llevó a cabo porque el resto de la banda y Rock no estuvieron de acuerdo, pues la pensaban para primer single.

‘The Black Album’ supuso la primera vez que Metallica usó tres afinaciones de guitarra en el mismo álbum

Hetfield fue influenciado por Wicked Game de Chris Isaak. Hetfield sabía que lo suyo realmente era “gritar”, no cantar. Un día le tocó a Rock Wicked Game y le preguntó cómo podía hacer eso para “Nothing Else Matters” y “The Unforgiven”.

ctv-tda-metallica-wow

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 8 =

Next Post

Sebastian Bach (Skid Row): Gracias a Dios por las vacunas

Sebastian Bach ha instado a sus fans a vacunarse y […]