La sangrienta tragedia de Limp Bizkit que acabó con su guitarrista fuera de la banda

Pablo Baule

Wes Borland se sincera sobre los motivos por los que abandonó Limp Bizkit en 2001

En una nueva entrevista con Drinks With Johnny (transcrita por Ultimate Guitar) el guitarrista de Limp Bizkit, Wes Borland, ha hablado sobre su salida de la banda en 2001 y sobre las circunstancias que provocaron lo que se acabó convirtiendo en tres años de ausencia de la banda.

“Éramos solo una banda antes de que rompiéramos durante seis años, lo cual es raro. Grabamos tres discos entre 1995 y 2001. Y después dejé el grupo”, recuerda.

“Creo que la parte más dura fue que una chica murió en nuestro show en Australia, en el festival Big Day Out. Para mí, eso fue todo. No es que fuera nuestra culpa, pero fue como: ‘No quiero ser parte de una fuerza en la que algo así puede pasar’”.

“Fue aplastada en nuestro show en Sydney, tenía 16 años, su nombre era Jessica Michalik. Entró en coma y después de aquello, dejamos el tour y volvimos a casa. Dos días después me llamaron y me dijeron que había muerto en el hospital”.

“Estábamos intentando grabar un disco, también, en aquel momento. Habíamos ido a casa y queríamos grabar pero, justo entonces, tuvo lugar en 11-S y fue como: ¡Dios mío!’”, explica Borland.

“Solo estaba intentando evaluar mi vida, y también leí un artículo en el que Maynard James Keenan, de Tool, no dejaba de echarnos mierda y nos comparaba con McDonalds. Dijo algo del estilo de: ‘Tool es como una cena de lujo, Bizkit es como el McDonalds’, básicamente”.

“Recuerdo todas esas cosas al mismo tiempo, estaba leyendo todas aquellas cosas malas sobre nosotros y aquellos eventos sucedieron. Estábamos como: ‘Afectamos a la vida de la gente de forma negativa’.

“En aquel momento dije: ‘He terminado, no quiero hacer esto. Se ha convertido en algo que es demasiado’. Tenía un ego enorme en aquel tiempo y era como: ‘Montaré otra banda. Que os follen, chavales, voy a montar una banda y hacer mi propio proyecto’”.

“Pasé tres años trabajando en un proyecto para el que nunca encontré un cantante. Se llamaba Eat the Day. El año pasado publicamos dos discos instrumentales, sin las voces, en los que estábamos trabajando, que eran, básicamente, demos”.

“Fue agradable poder publicar aquello y decir: ‘Esto es en lo que estábamos trabajando en aquel momento’.

Los disturbios de Woodstock ’99

En otra parte de la entrevista, Wes Borland también ha hablado sobre los disturbios que se produjeron en la edición de Woodstock en 1999, en el que los fans que acudieron al festival convirtieron en lugar en un verdadero caos. No faltaron los medios de comunicación que culparon a Limp Bizkit de que esto sucediera.

“Woodstock era tan grande que no supimos nada… Los disturbios no comenzaron hasta el día después, pero, más tarde, los noticiarios lo juntaron todo”, afirma.

“Tuvieron lugar porque los cajeros se quedaron sin dinero, los vendedores sin agua y, encima, estaban cobrando entre 11 y 12 dólares por una botella”, explica Borland.

“Tocamos nuestro set y nos fuimos. Pero, después, escuchamos que básicamente, las noticias condensaron todo lo que pasó en el festival en el rato en el que nosotros tocamos. Ponían imágenes de nuestra actuación y, después, los medios lo editaron como si los fuegos que encendieron al día después hubieran sucedido al mismo tiempo”.

“Aparecíamos nosotros tocanndo, por ejemplo, ‘Break Stuff’, que se convirtió en un himno del festival por culpa de las noticias, y después ponían clips del fuego y todo aquello”.

“Nosotros no comenzamos los disturbios. De hecho, me han llamado muchas personas últimamente, queriendo hacer documentales de Woodstock, y a todas les he dicho que no. No quiero”.

“Fue un desastre y me siento fatal por cualquiera que acabase herido, pero no intentéis hacinar a la gente. No pongas a la gente en una situación en la que solo intentas sacar el máximo de dinero que puedas”.

“No estaban equipados para lidiar con eso, estaban intentando sacar el máximo de dinero posible y la gente no va a tolerar eso”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − cuatro =

Next Post

Till Lindemann (Rammstein) publica un violento corto de 22 minutos a raíz de su "odio a los niños"

Grabado en Moscú, muestra al artista en una de las […]