Mikkey Dee se sincera sobre el “gran problema” que tiene el nuevo disco de Scorpions

Pablo Baule

La banda de origen alemán está cerca de publicar un nuevo álbum, pero se ha encontrado con un problema que tiene difícil solución

En una nueva aparición en The NFR Podcast (transcrito por Ultimate Guitar), el batería de Scorpions, Mikkey Dee, también conocido por haber sido batería de Motörhead y miembro original de King Diamond, ha hablado sobre el nuevo disco de la banda alemana, que debería ver la luz en algún punto de este año y del “gran problema” que se han encontrado a pocos días de terminar el proceso de grabación.

“Quizás no te lo he dicho, es un álbum de disco. (risas). Este próximo redondo es un trabajo muy amplio y a lo que me refiero con eso es que hay un montón de canciones muy locas”.

“Las llamo así porque puedes identificarlas casi como si fueran de finales de los ’70. Después también tienes pistas que están más pulida y, además, hay canciones que son mucho más pesadas. Yo diría que se parece un poco a ‘Blackout’ porque, ya sabes, tiene buenos riffs”.

“Lo que pasa es que tenemos un problema con el que no sé qué va a pasar y es que tenemos demasiadas canciones grabadas. Tenemos 21 temas, así que no se…”.

“Discernir hacia dónde queremos enfocar el álbum es un gran problema, desde mi punto de vista. Podríamos ponerte en la cara cada canción cañera, pero claro, también tenemos que meter una gran balada que hemos grabado, algo muy pulido y, después, también, algo más pesado. Estoy contento, sin embargo, de no tener que preocuparme demasiado por eso, porque es un proceso que lleva la compañía discográfica”.

¿Es Mikkey Dee fan de Scorpions?

En otra parte de la entrevista, el músico fue preguntado sobre si, a lo largo de los ’80, había seguido la trayectoria de la banda alemana:

“Sí, por supuesto, seguía a Scorpions. Yo daría que cuando más me impresionaron fue en el disco ‘Tokyo Tapes’ (1978). Quiero decir, había escuchado discos suyos antes, pero, en los ’70 y los ‘890, estaba mucho más metido en las grabaciones de directos”.

“Me gustan más los drirectos que los discos de estudio, como el ‘Made In Japan’ de Deep Purple o el ‘Live and Dangerous’ de Thin Lizzy., así como todo lo que hizo Rush, como ‘All the Word’s a Stage’…”.

“Todos esos discos en directo fueron grabados en vivo. Y, después, un poco más metidos en los ’80, la gente comenzó a hacer trampas. Podías escuchar a una banda y el sonido de la audiencia era un corte de un concierto de Pink Floyd. Sin embargo, la mayoría de esos shows, al menos en los ’70, fueron discos en directo hechos y derechos, asñi que disfruté mucho de escuchar las ‘Tokyo Tapes’, porque fue, básicamente, magia para mí”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cuatro =

Next Post

El increíble regalo de Matt Bellamy (Muse) a la niña rockera Nandi Bushell

La pequeña de 10 años amplia su colección de regalos […]