04 de febrero de 2017

Pablo Baule

Fue la fecha en que Black Sabbath decidía poner punto y final a medio siglo de historia viva de la música. Creadores no sólo de un estilo de música sino de una forma de vida, la legendaria formación británica decidía poner punto y final a su existencia, en su casa y delante de su gente. Lo vivido aquella noche inolvidable de sábado, perenne en la memoria de todos y cada uno de los asistentes, venidos de todas las partes del mundo para abarrotar el inmenso Genting Arena de la ciudad inglesa. El vocalista Ozzy Osbourne, el guitarrista Tony Iommi y el bajista Geezer Butler tocaron quince canciones, terminando con su primer éxito, ‘Paranoid’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + catorce =

Next Post

04 de febrero de 2013

 Se publica el álbum llamado «Anthems». Es el disco debut […]