Carmine Appice: la verdadera historia de cómo Sharon Osbourne me despidió por envidia pero Ozzy siguió siendo mi amigo

Pablo Baule

El ex-batería de Ozzy Osbourne cuenta la historia de su despido y cómo su amistad con Ozzy continuó de todos modos

Carmine Appice: cómo Sharon Osbourne me despidió por envidia pero Ozzy siguió siendo mi amigo

En una nueva entrevista con Talking Metalel batería de Vainilla Fudge, Carmine Appice, ha recordado su breve recorrido en la banda de Ozzy Osbourne entre 1983 y 1984. El músico ha hablado sobre cómo fue su cruel despido de la banda -por culpa de Sharon Osbourne- y por qué, pese a ello, siguió siendo íntimo amigo del vocalista.

Carmine fue contratado para sustituir a Tommy Aldridge (Whitesnake) tras las grabaciones de «Bark At The Moon» (1983).

«Hicimos nuestro primer concierto con Ozzy – Cactus y Black Sabbatth- y recuerdo que la banda telonera era Steel Mill, que tenía a Bruce Springsteen en sus filas, fue una noche muy divertida, todo el mundo acabó siendo legendario».

«Recuerdo que, tiempo después estaba en el sur de Francia y fue cuando me propusieron unirme a la banda de Ozzy. Mi mánager me llamó y me dijo, ‘Sharon Osbourne quiere hablar contigo, ¿qué le digo? Creo que quieren que te unas al grupo de Ozzy’. Yo no me lo podía creer».

«Les llamé y me dijeron que si podía ir a Londres a hablar con ellos. Les dije que sí, fui y me encontré con Ozzy y Sharon, todo fue genial. Me dijeron, ‘Nos encantaría que tocaras con nosotros’. Por supuesto, antes les pregunté por Tommy Aldridge.. Me dijeron, ‘Estamos grabando ‘Bark at the Moon’ y su tempo es terrible. Queremos que entres al estudio y ayudes a mejorar su sonido. Después me ofrecieron un contrato en el que ponía que, de gira, tendría mi propio merchandising».

«Desde el estudio, cogimos un avión privado, tenían estos jets supersónicos, y ambos fuimos a Londres para grabar el videoclip. El resto de la banda estaba allí: Bob Daisley, Jake E. Lee y Don Airey. Qué pedazo de banda».

«Cuando acabamos con aquel asunto, salimos de gira y dimos nuestros primer conciertos en Europa, que fueron genial. Recuerdo, en especial, el festival de Dortmund, en el que estaban todas las grandes formaciones de heavy metal, incluyendo a Judas Priest».

«Cuando hice mi solo de batería, ‘Journey to the Center of Eternity’, fue increíble y me lucí mucho. Todo iba según lo planeado».

Sin embargo, había algo con lo que Appice no contaba: la prensa no paraba de alabarle por su buen desempeño y eso no era bueno para Sharon Osbourne, que quería que su marido fuera el único protagonista. De repente, cuando salía al escenario, los micrófonos dejaban de funcionar o se enfrentaba a dificultades técnicas de todo tipo.

«Hago el solo y la gente reacciona como siempre, así que le dije a Bob Daisley, ‘¿Crees que Sharon estaba saboteando su propio show por ese artículo en la prensa?’. El me dijo que sí, esa era su manera de vengarse».

«Un par de semanas después fuimos a tocar en Dallas y vi a Tommy Aldridge en backstage. Lo que no sabía era que estaba ahí para ocupar mi lugar. Al día siguiente tocamos en Houston y lo hicimos realmente bien, todo el mundo nos felicitó, hasta Ozzy».

«Entonces me llama el tour mánager y me dice, ‘Sharon quiere verte en el despacho de producción’. Voy y le digo, ‘¿Qué pasa, Sharon?’ y ella me dijo, ‘Creo que ya lo sabes’. Desprendía ese un aire muy negativo. ‘No, no lo sé, ¿qué ocurre?’. ‘¿Has visto a Tommy Aldridge por aquí? Pues bueno, el lunes comienza a tocar en la banda, estás despedido’. ‘¿Cómo que despedido? Tengo un contrato contigo, ¿por qué me estás despidiendo?'».

«Y ella me dijo, ‘Tu nombre es demasiado grande. Necesitas formar tu propia banda. Necesitamos a alguien que sea un escudero, alguien como Tommy’. Lo destrozó todo, porque estabamarchando super bien. Aún tenía algunas clases con público apalabradas que tenía que dar y, mientras tanto, Ozzy iba a estar llenando arenas. Eso me enfadaba mucho».

«Tiempo después, cuando escribí mi libro, salió un artículo en prensa que decía: ‘Carmine Appice: Sharon Osbourne es la mujer más horrible del rock’. La llamaron para que comentarse sobre el asunto que te cuento y ella dijo, ‘Ni siquiera sé a lo que se refiere’. Es ridículo».

Al poco tiempo, Ozzy se acercó a Carmine para intentar arreglar las cosas entre ellos.

«Estaba con King Cobra ensayando en el estudio y Ozzy estaba buscando baterías. Un día se acercó a mi casa y me dijo, ‘Hey, Carmine, ¿cómo estás, colega?’. Yo le dije que bien y él me dio un abrazo. ‘Bueno, sé que mi señora y tú tenéis problemas'».

«En aquel punto, yo les estaba demandando, Y él me dijo, ‘Espero que podamos seguir siendo amigos’. Y yo le contesté, ‘Claro, Ozzy, sé que nada esto es culpa tuya. Por cierto, Sharon me dijo que me montase mi propia banda, así que lo hice, se llama King Cobra'».

‘Me había comprado unos vehículos que estaban pintados de blanco, así que estaba subido a una escalera, poniendo papel en las ventanas, Ozzy me dijo que si me echaba una mano. Le dije que sí. Así que puse a Ozzy en una escalera y ahí acabamos los dos, poniendo papeles con cinta aislante. De esta forma, seguimos siendo amigos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + doce =

Next Post

BLACK SABBATH: LOS ÁLBUMES DE DIO ESTÁN SIENDO RELANZADOS

Black Sabbath  ha anunciado el relanzamiento de sus dos primeros álbumes  con […]