Harley-Davidson ya no seduce como antes: entró en la crisis más profunda de su historia

Pablo Baule

Más que una moto, un estilo de vida. Sinónimo de libertad, Harley-Davidson forjó en sus 117 años de historia una tradición que la elevó al máximo nivel en la escala del deseo. Es una de las marcas más valoradas y famosas del mundo, capaz de remitir en un instante a rutas, paisajes, aventuras, sueños. Marlon Brando (The Wild One), James Dean (Rebelde Sin Causa), y Peter Fonda, Jack Nicholson y Dennis Hooper (Easy-Rider), entre otros, la hicieron grande también en Hollywood. Y hasta Elvis Presley la tuvo como última compañera.

Con la mística y el prestigio acumulado, Harley, el máximo emblema sobre dos ruedas parecería tener la eternidad asegurada. Pero no. La marca ya no es lo que era, y se enfrenta hace algunos años a la peor crisis de su historia, situación que ni siquiera las dos Guerras Mundiales la hicieron padecer. ¿Qué le pasa a Harley?

Lejos quedaron aquellas épocas de oro durante los años 50 y 60 en donde fue símbolo de rebeldía, y por lo tanto sus ventas la hacían expandirse por todo el mundo. El “rey del camino” está sufriendo una acentuada caída en ventas, sus resultados comerciales la pusieron en jaque, renunció su CEO y debió achicar su planta en un profundo plan de ajuste para poder subsistir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + 3 =

Next Post

¿Cómo mantener un cerebro saludable durante el aislamiento por COVID-19?

Si bien el aislamiento social, preventivo y obligatorio es necesario […]